jueves, 3 de julio de 2008

EL PELIGRO DE USAR CELULARES


LOS RIESGOS DERIVADOS DEL USO DE TELEFONOS CELULARES.-El uso de teléfonos celulares significa colocar un pequeño emisor de radiofrecuencias junto a nuestra cabeza. Existe una generalizada preocupación pública y científica sobre la posibilidad de que esta radiación pueda estar asociada con la aparición de tumores en el cerebro y sistema nervioso. Se han realizado y se realizan estudios para determinar los riesgos reales y separar la verdad de cualquier anuncio alarmista o no, pero ajeno a la verdad, por lo menos tal como la ciencia la conoce hoy.Acaban de tomar estado público las conclusiones a que arribaron por separado dos grupos distintos, ambos de indiscutible nivel científico y trabajando en instituciones de indudable prestigio: la American Health Foundation y el National Cancer Institute.El primero, trabajó bajo la conducción de Joshua E. Muscat. El segundo, lo hizo conducido por Peter D. Inskip.El estudio de Muscat, que apareció en Diciembre de 2000 en el Journal of the American Medical Association, enfatiza que, - debido a la relativamente corta vida de esta técnica -, hay aún una explicable escasez de datos sobre los posibles efectos del uso de teléfonos celulares.Entonces focalizaron su esfuerzo en verificar el riesgo de aparición de cáncer cerebral. Para ello, entre 1994 y 1998, realizaron el estudio sobre un total de 469 personas de ambos sexos, con edades entre 18 y 80 años que tuvieran cáncer y tomaron como control a otro grupo semejante de 422 libres del mal.Estos investigadores llegaron a la conclusión de que el uso de teléfonos celulares no está asociado al riesgo de aparición de la enfermedad aunque por carecer aún de evidencias estadísticas que puedan corroborar alguna correlación, reiteran que deben realizarse mas estudios para tener en cuenta efectos a largo plazo, particularmente para los tumores de crecimiento lento.Por su parte, con el título "Cellular-telephone use and brain tumors", el grupo conducido por el Dr. Inskip publicó sus conclusiones en Enero de 2001 en el New England Journal of Medicine. Allí informan haber trabajado con 800 adultos afectados de cáncer cerebral y otros 800 sanos como grupo de control. Este grupo de investigadores tampoco encontró evidencias de aumento de riesgo de aparición del mal asociado con una mayor cantidad de años de uso de teléfonos celulares ni con una mayor utilización de ellos a lo largo del día. Tampoco apareció relación entre el lado de la cabeza con la que se usa el aparato y el lugar de aparición del tumor.Debe advertirse que entre los usuarios de teléfonos por mas de 15 minutos por día, la mayoría dijo haberlos utilizado durante tres años y muy pocos durante más de cinco.Por eso, al afirmar que no se había encontrado relación entre la aparición de tumores y el uso de teléfonos celulares, el Dr. Inskip advierte que el estudio puede no haber detectado daños que pudieran aparecer por el uso frecuente y continuado durante mas de cinco años.Tampoco se advirtió diferencia entre usuarios de teléfonos analógicos y los mas modernos digitales, que utilizan frecuencias mas elevadas y potencias menores.Ambos estudios citados aquí, ratifican en cierto modo otro también reciente, de 1999, realizado en Suecia por Hardel, que estudió 233 casos de cáncer cerebral confrontados 466 controles sanos y llegó a la conclusión de que no hay relación entre la densidad de uso del teléfono y los casos de tumores.Cabe tener en cuenta que existen otros tipos de teléfonos inalámbricos: los celulares para automóviles cuyas antenas se instalan en el exterior de la cabina, los celulares transportables o "de bolsa" cuyos transmisores se llevan separados del auricular y los teléfonos inalámbricos hogareños. En el último caso la potencia radiada es menor; en los otros la antena se halla alejada de la cabeza, por lo que se pueden extender las conclusiones: si los celulares no causan tumores, sería sorprendente que los otros lo hicieran.Son numerosos los estudios que se siguen llevando a cabo en el mundo y es notable la fortuna que se invierte en ellos. Se destaca el estudio internacional, coordinado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), con base en Lyon, Francia. En él se analizan alrededor de 3000 casos de tumores contrastados con otros 3000 de control. Pero los resultados solo se esperan para dentro de algunos años.Es indudable que la gran cantidad de variables en juego alimenta la controversia. Las frecuencias en uso han ido variando con los años. La potencia emitida también. Los hábitos de los usuarios son muy dispares. Sus lugares de trabajo, con o sin presencia de agentes químicos u otros campos electromagnéticos son diferentes. Y también son diferentes hasta sus hábitos alimentarios. Su predisposición genética al cáncer es siempre distinta. A todo eso hay que agregar que la aparición de tumores en el cerebro no sigue un patrón preestablecido ni se ubica en las mismas zonas.El crecimiento exponencial de usuarios de teléfonos genera intereses muy altos y la difusión de novedades también, lo cual puede crear distorsiones en la información que llega al público si no es debidamente comprobada por personas idóneas no vinculadas a esos intereses.Si bien aparecen con cierta frecuencia opiniones mas pesimistas, lo anterior y muchos otros estudios que semana a semana ven la luz en la prensa científica, reafirman la idea de que SEGÚN LO QUE SE SABE HASTA HOY, no hay riesgos específicos relacionados con el uso de celulares. Especialmente si el mismo es moderado.También se confirma, sin embargo, la necesidad de continuar las investigaciones, ampliando las muestras y mejorando los estudios estadísticosCAERCEM (Centro de Est. de Rad. y Compatibilidad Electromagnética);

1 comentario:

hesnaider dijo...

donde puedo comprar ese celular transformer.... y cuanto vale...
Where can i buy it, where?